El Taller para Mamás del Hospital Naval Puerto Belgrano persigue como premisa básica el acompañamiento del desarrollo emocional.

Está a cargo de la licenciada en Psicología, Paula Queiruga, y la licenciada en Psicopedagogía, Carolina Sandoval.

No obstante, cuenta siempre con el apoyo de otros profesionales del nosocomio, neonatólogos, ginecólogos, pediatras, que brindan información clara y específica a las mujeres embarazadas.

“El taller trabaja el cambio emocional que se manifiesta durante el embarazo. Siempre tenemos el apoyo de otros profesionales, quienes cuentan diferentes situaciones que se pueden presentar y que producen la elevación de la ansiedad y la angustia en las futuras mamás”, dijo Queiruga.

Precisamente mencionó que si se cuenta con información se puede prevenir este momento “muy hormonal”, donde los cambios suelen generar malos entendidos.

“Nuestro trabajo es plenamente interdisciplinario. Algunas veces planteamos los temas nosotras. Pero sabemos que los médicos tienen muy buena predisposición cuando les sugerimos determinadas cuestiones para abordar en los encuentros”, dijo.

En este caso, comentó que se habla, por ejemplo, de las patologías más frecuentes del recién nacido para bajar la ansiedad o romper mitos”, indicó, por su parte, Sandoval.

También señaló que contaron con la presencia de nutricionistas que abordaron temáticas vinculadas con la alimentación en las embarazadas y en el periodo de puerperio, y una odontóloga que se refirió a la salud bucal.

Queiruga dijo que en los talleres “le permitimos a las mamás que nos cuenten qué les pasa para que se vean reflejadas en otras mujeres y entre todas se den cuentan que, lo que les sucede en cuanto a las emociones, es parte del proceso mismo de gestación”.

“Así es que escuchamos ciertas dudas que a veces no canalizan con su ginecólogo o no las plasman de forma social. Este es un espacio en que las mujeres se pueden sentir cómodas y si en alguna instancia no podemos evacuar sus dudas, porque no nos compete desde lo profesional, las podemos orientar para que despejen sus inquietudes”.

“Hay que dejar en claro que nuestra especialidad es trabajar sobre las emociones. A veces hay preguntas que no podemos responder porque no tienen que ver con nuestra profesión y allí es donde orientamos”.

“Cuando podemos canalizar las dudas es bárbaro, lo sometemos a debate y lo analizamos entre todas. Pero cuando es algo específico del neonatólogo o ginecólogo entonces acudimos en búsqueda de la respuesta más adecuada”, comentó la psicóloga.

Por su parte, Sandoval dijo que “de por sí esto de acompañar a las mamás en los talleres durante el embarazo tiene que ver además con la idea de generar una relación con ellas que, en la mayoría de los casos, tendrán a sus bebés en este nosocomio. Y eventualmente si surge alguna dificultad o no, de acuerdo a como se fue desarrollando el embarazo, saben que podrán estar contenidas y tener una referencia a nivel emocional”.

“El embarazo implica un cambio hormonal. Si además del embarazo, surge algún inconveniente, es como una doble crisis a la que se enfrenta la mamá. Nuestra función es estar ahí y asistirla convenientemente”.

Queiruga acotó que para las madres se trata de esa “cuotita” de seguridad extra.

“Cuando están en un momento de crisis o incertidumbre emocional, al menos nos tienen a nosotros como referencia y saben que estarán contenidas. Nos pasa en los casos lindos donde vamos a visitar a los bebés y están las mamás felices. Y nos pasa donde tal vez hubo una situación muy difícil, como el fallecimiento de un recién nacido. Entre todos tratamos de que esa experiencia que cuente con la mayor contención posible y sea vivida de la manera más natural, a pesar del dolor”.

Los talleres se llevan adelante cada 15 días, en un salón ubicado en el área de Ginecología.

Los horarios varían en función de la disponibilidad de los profesionales.

Fundamentalmente se desarrollan los lunes en horas de la mañana y el encuentro demanda alrededor de una hora y media.

“Las mamás que tengan alguna duda lo pueden plantear de forma particular y en el siguiente taller podemos abordar esa temática o bien hacerlo de manera grupal, aportando todos la información con la cual contamos, cada uno de desde su espacio y profesión”, dijo.

De lunes a viernes, las dos profesionales se encuentran en ese área del Hospital.

La atención es sin turno. “Simplemente pueden acercarse a la secretaría de Ginecología o de Neonatología. Todos los días pasamos por la sala para ver a las mamás que tuvieron familia y para visitar a aquellas que están internadas por alguna cuestión propia del embarazo”, dijo la psicóloga.