Dos policías debieron ser atendidos en el hospital debido a las lesiones que le produjeron tres sujetos luego de una disputa callejera. El hecho sucedió en la madrugada del Domingo pasado, en Irigoyen al 800 cuando una pareja de efectivos intervino al ser notificados sobre la agresión que sufría una mujer.

Cuando descendieron del móvil y mientras intentaban calmar la situación en la pareja, fueron agredidos por dos hombres quienes les propinaron fuertes golpes. El Teniente Primero Héctor Apaza sufrió la fractura del tabique nasal y otros traumatismos, mientras que la Sargento Yésica Castaño también recibió varios golpes.