El gobierno de María Eugenia Vidal perforó el techo del 20 por ciento de aumento ofrecido hasta ahora, y sumó un 3,4 por ciento extra por la pérdida de poder adquisitivo de 2016. La propuesta contempla una cláusula gatillo si la inflación de 2017 fuera superior el 21,5 por ciento.

La decimocuarta reunión entre los docentes y el gobierno bonaerense culminó con mejores perspectivas que las anteriores. Según confirmó el titular de Suteba, Roberto Baradel, los funcionarios del gobierno de Vidal propusieron un incremento salarial del 24 por ciento para 2017, más un 3,4 por ciento por la pérdida de poder adquisitivo de 2016.

Los seis gremios docentes bonaerenses analizarán la propuesta en asamblea y el martes 4 de julio anunciarán si aceptan o no la propuesta oficial que pondría fin al conflicto que comenzó a principios de este año y se extendió por más de 140 días.