Producto de las lluvias de las últimas semanas, se produjo un notorio deterioro en las calles de tierra de la ciudad, siendo la zona del Barrio Laura la más afectada.
 
Por ello, en el comienzo de esta semana (a partir del cese de precipitaciones), el área de Servicios intensificó los trabajos para retirar el lodo, reparar los pozos y colocar tierra nuevamente.
 
La mayoría del personal y los vehículos del área (dos motoniveladoras, cuatro camiones, un desobstructor y una retroexcavadora), fueron abocados a la reparación y rellenado de estas calles. Falucho, Corrientes y Rosario fueron algunas de las más afectadas.
 
En primer término se trabajó sobre las arterias por las que circulan los colectivos de líneas locales, trabajando luego en otros sectores. También, reparando sectores puntuales donde la gran acumulación de agua y lodo, no permitía a algunos vecinos salir de sus viviendas.
 
Además del Barrio Laura, la zona más afectada, hubo trabajos en calles de tierra de Nueva Bahía Blanca, principalmente en sectores incluidos en los recorridos de colectivos.