Tras una gestión de los concejales Daniel Medina y Liliana Garcia (Bien Común), junto a la edil Vanessa Rodriguez, la Defensoría del Pueblo Provincial inició acciones judiciales al Gobierno Bonaerense por el incumplimiento de la ley de BOLETO ESTUDIANTIL en la Línea 319, cuya traza depende de la administración que lidera María Eugenia Vidal.
La noticia fue comunicada a los ediles opositores por la representante de la Defensoría Cecilia Gómez Miradas quien actuó como nexo del reclamo de los concejales. “Estamos más que conformes con este respaldo ante la justicia, en consonancia con la labor que estamos llevando adelante los ediles de la oposición. Aguardamos también poder trabajar con el Intendente Uset al cual hace un mes le entregamos copia de toda la tarea realizada en los entes nacionales y provinciales respectivos. Estamos trabajando pensando en el bien común y que en 2018 los estudiantes tengan la gratuidad que por ley les corresponde”, explicó Medina quien destacó el trabajo de la Defensoría bajo la gestión de Guido Lorenzino y su equipo. “Nunca antes los concejales tuvimos la posibilidad de trabajar así con este organismo, la tarea de Cecilia Gómez Miradas y José Luis Gil es muy presente y codo a codo con la realidad de cada distrito. Es la primera acción judicial sobre este tema, en el que claramente hay una discriminación contra la estudiantes del interior a los cuales no se les cumple el financiamiento del BOLETO, mientras que en el conurbano si. Nuestra insistencia es producto del calendario, ya arranca otro ciclo académico y además es posible que la gobernadora Vidal siga la línea de aumentos de tarifas en transporte que marca el presidente Macri y no puede ser que aumente cosas por un lado e incumpla beneficios por otro, no es justo. Sería muy bueno también lograr una interacción con el Ejecutivo dado que los concejales hemos declarado este asunto de interés por decreto del Concejo Deliberante y hemos dejado de lado lo partidario siempre” precisó el edil del Partido Verde.
Medina recordó que la implementación de la ley de BOLETO ESTUDIANTIL por su reglamentación trae aparejado la tan ansiada incorporación de la SUBE y que exista por primera vez en el distrito  -aunque sea en la Línea interurbana – una tarifa social que reduzca el costo de los pasajes de los jubilados, estudiantes, desocupados, entre otros grupos. “Sabemos que un nuevo aumento de boleto sería una dura carga para muchas familias que solventan los estudios de sus hijos con mucho esfuerzo. Si el boleto se acercara a los cuarenta pesos el estudiantil ya superaría los sesenta pesos diarios por cada estudiante sólo en boletos. Algo insostenible para muchos, por eso este camino judicial suma y busca presionar aún más para lograr este objetivo” finalizó Medina.