El pasado jueves 1 de febrero, el Municipio llegó a un acuerdo salarial con el Sindicato de Trabajadores Municipales y la Asociación de Trabajadores del Estado. El mismo, incluyó una actualización inflacionaria de la pauta salarial 2017 y un incremento de más del 10% a cuenta de la paritaria 2018.

Puntualmente, se estableció un incremento del 3,1% retroactivo a los haberes del mes de diciembre de 2017 –  al momento de ser cobrado por los agentes comunales, también percibirán el impacto de ese momento en el aguinaldo de diciembre y vacaciones -, ejecutando así la “Cláusula gatillo” establecida en el acuerdo salarial del año pasado, actualizando los salarios de acuerdo a crecimiento inflacionario.

De esta manera, el incremento salarial de 2017 fue de 23,1% y 25,32% en el acumulado.

En tanto, en el marco de un buen clima de diálogo en las reuniones encabezadas por el intendente Mariano Uset, la secretaria de Gobierno, Abigaíl Gómez, y el secretario de Economía Martín Fertser, con las cúpulas del STM y ATE, las partes también acordaron un incremento salarial para el recién iniciado 2018, a cuenta de las paritarias para este año.

Se estableció un 5% de aumento retroactivo a enero y un 5% en febrero que, junto a la actualización de diciembre, serán percibidos con los haberes de febrero.

“Hubo un gran trabajo técnico del secretario de Economía y buena predisposición de los gremios, lo que hizo que llegáramos rápidamente a un acuerdo”, explicó Abigaíl Gómez.

“Creemos que era necesario un gesto de responsabilidad para con los empleados municipales buscando un acuerdo inmediato a principio de año y luego continuar con la discusión paritaria. Para que no corran de atrás a la inflación, se estableció una pauta salarial para que los índices inflacionarios de este año no superen al salario”, concluyó la secretaria de Gobierno.