Desde la Dirección de Protección Ciudadana y Medio Ambiente continúan intensificándose las tareas de control e inspección en la vía pública para fortalecer el cumplimiento de las ordenanzas vigentes.

En los últimos días, ha comenzado un operativo que irá abarcando a toda la ciudad controlando el estado y limpieza de veredas, cestos de residuos, permanencia de contenedores y obstrucción de veredas.

Los inspectores, por el momento no han labrado infracciones sino que intiman a los frentistas a adecuarse a las normativas vigentes en los plazos que establecen las ordenanzas, en general entre 15 y 45 días.

Puntualmente, se hace hincapié sobre la Ordenanza 1.520 (sobre cercos y mantenimiento de veredas), Ordenanza 1.077 (sobre obstrucción de veredas), Ordenanza 2.009 (sobre cestos en los frentes de los domicilios, residuos domiciliarios y limpieza de veredas) y la Ordenanza 2.569 (volquetes y contenedores).