La tendencia en los municipios, al menos hasta el momento, está en línea con lo que pretende el gobierno nacional. Eso sí, con acuerdos cortos -a seis meses- y con cláusula gatillo.

Los intendentes de la región empezaron a desandar el camino de las paritarias de este año y, al menos por el momento, el viento sopla como pretende el gobierno nacional: tanto los acuerdos cerrados como las negociaciones en marcha giran en torno al 15%.
Como ocurrió el año pasado, la cláusula gatillo aparece en casi todos los acuerdos, ya sea en forma explícita o implícita. La posición de los gremios es clara: por más que no figure en la letra chica, si la inflación supera la suba salarial de inmediato irán por más.
Otro peculiaridad es que la mayoría de los convenios firmados hasta ahora son semestrales. Con esto los gremios se aseguran que entre julio y septiembre se reabrirán las negociaciones, mientras que los intendentes evitan un conflictivo inicio de año y hasta pueden especular con la posibilidad de que el gobierno nacional logre contener la inflación y recién en el último trimestre vuelvan a verse las caras con los sindicalistas.
Hasta ahora el único que selló una pauta anual fue el intendente de Coronel Pringles, Carlos Berterret (Cambiemos), aunque con cláusula gatillo.

Además de una suma no remunerativa mensual de 400 pesos -que, se aclaró, corresponde al ajuste por inflación de 2017-, el acuerdo estipula para este año una suba del 7% a partir de este mes y del 8% desde agosto.
Como es un aumento acumulativo, terminará siendo levemente superior al 15%. Por ello se acordó que, si la inflación supera el 16%, se hará un ajuste inmediato.
Las comunas donde se cerraron acuerdos semestrales son, hasta el momento, Coronel Dorrego, Coronel Rosales y Patagones, todas de Cambiemos. Las subas van del 8% al 15%.
El aumento del 8% fue incluido en el sueldo de febrero que cobraron el último miércoles los trabajadores municipales de Coronel Dorrego. Surgió de negociaciones que se habían iniciado a mediados de febrero con un pedido del gremio del 10% y una oferta del intendente Raúl Reyes del orden del 5%.
“(El intendente) nos dijo que su idea es otorgar un 15% durante el primer semestre, cifra que no está tan mal si tenemos en cuenta que en otros distritos ese porcentaje podría ser el acumulado de todo el año”, sostuvo una fuente del gremio.
La idea del Ejecutivo es que ese 15% no sólo sea la pauta del primer semestre, sino de gran parte del segundo. Algo similar espera el intendente de Coronel Rosales, Mariano Uset, quien acordó con el Sindicato de Trabajadores Municipales y ATE un 10% para la primera parte del año (5% en enero y otro tanto el mes pasado).
“Buscamos cerrar un acuerdo inmediato a principio de año para continuar luego con la discusión paritaria sin que (los trabajadores) tengan que correr de atrás a la inflación”, explicó la secretaria de Gobierno, Abigail Gómez.
En la misma sintonía está el intendente de Patagones, José Luis Zara, que esta semana cerró con los gremios comunales una suba del 7% retroactiva a enero y otra del 8% para junio.
A esto se agregará una suma fija no remunerativa a partir de agosto, con cláusula de revisión desde septiembre.
“Acercamos la mejor propuesta posible”, aseguró Zara.

En negociaciones

En el resto de los municipios de la región las negociaciones recién arrancan o ni siquiera han llegado a esa instancia. Entre las primeras se repiten las mismas propuestas: 15%.
Una de ellas es Tornquist, donde el intendente Sergio Bordoni (Cambiemos) ofreció una suba escalonada para los meses de marzo, julio y septiembre. En todos los casos, sería del 5%.
“Está lejos de lo que solicitamos”, aclaró a La Nueva. el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tornquist, Claudio Lencinas.
Ayer le presentaron tres contrapropuestas, que el jefe comunal quedó en evaluar la semana próxima.
Otro de los intendentes que ofreció el 15% fue David Hirtz (Cambiemos), de Adolfo Alsina. Al igual que Bordoni, propuso que sea escalonada, a razón de un 5% por vez en abril, julio y octubre (se cobraría como bonificación no remunerativa y, el mes siguiente, pasaría a los sueldos básicos).

La Asociación Sindical de Trabajadores Municipales (ASTM) rechazó esta oferta. El secretario general Néstor Coliné dijo que el no surgió de los trabajadores y de la federación provincial.
“En la próxima reunión, que se va a hacer entre el 15 y el 19 próximos, vamos a pedir una mejor oferta”, adelantó.
En Villarino las negociaciones también están en marcha y avanzadas, pero aún no se definió la suba. Eso ocurrirá el 15 de este mes.
Fuentes del gremio confirmaron igualmente que se está negociando con el intendente Carlos Bevilacqua por encima del 15%, con cláusula gatillo o de revisión a los 6 meses. El lunes 19 se anunciaría el acuerdo.
En Tres Arroyos la negociación entre los municipales y el Ejecutivo todavía está verde: mientras el sindicato busca cerrar un acuerdo que gire en torno al 30% -“como el logrado en 2017”, aseguran-, desde el Ejecutivo hay quienes indican que se intentará capitalizar la propuesta nacional del 15%.
“Por el momento no tuvimos ofrecimientos, así que quedamos en que el 14 de marzo nos juntamos. Ellos (por el municipio) no quieren saber nada con algo por encima del 15%. Esperamos que aflojen”, indicó el secretario general del gremio, Abel Gómez.

Aún no arrancaron

Bahía Blanca. El Sindicato de Trabajadores Municipales ya mantuvo 3 reuniones con el Ejecutivo, en lo que va del año, pero aún no se habló de salarios. Los temas tratados fueron los compromisos que quedaron pendientes de 2017 y las reducciones horarias que afectaron a 278 empleados. La cuarta reunión será el miércoles 7 próximo, a fin de dar continuidad a estos temas.
Mandato. Fuentes del gremio señalaron que el lunes 5 habrá una reunión de la cúpula gremial con los delegados, a fin de tener mandato concreto para empezar a discutir el aumento de este año.
Puan. Las reuniones paritarias comenzarían la semana próxima, pero ni Fesimubo, ni el Sindicato de Trabajadores Municipales ni UPCN fueron aún notificados.

Coronel Suárez. Durante marzo se terminará de cobrar el último tramo (2%) del acuerdo del año pasado, que fue del 20% en el primer semestre y del 13% para el período diciembre-marzo. “En abril nos volveremos a sentar para discutir paritarias”, sostuvo el secretario general del STM, Rubén Allende.
Saavedra. El intendente Hugo Corvatta regresó de su licencia por vacaciones el último jueves, por lo que se estima que las primeras reuniones con el gremio serán la semana próxima. El secretario general, Néstor Batista, anticipó que pedirán “más que la pauta del 15%” que fijó el gobierno.
Monte Hermoso. Fuentes gremiales confirmaron que en el curso de este mes se iniciarán las reuniones. “Aún no hubo ningún contacto con el Ejecutivo por este tema”, señalaron.
Guaminí. Las negociaciones comienzan la semana próxima. Ninguna de las partes aún adelantó qué propuestas llevarán.

 

 

Fuente: LNP