El municipio de Pehuajó está en la cima con 32,5%. Hubo acuerdos por el 30%, otros por el 25, 20 y 15%. En algunos se utilizaron paritarias trimestrales o semestrales.

La Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), que lidera Rubén “Cholo” García, difundió un informe con los más de 50 acuerdos paritarios que se cerraron en los distritos de la provincia, cada uno con diversas modalidades contemplando períodos de seis meses e incluso de tres.

En la cima del ranking se encuentra el municipio de Pehuajó que acordó un aumento salarial del 32,5%, seguido por otros cinco distritos que firmaron subas del 30%, como Avellaneda y San Vicente. Por su parte, en Ensenada y San Antonio de Areco lanzaron un 25% de incremento. En Castelli, un 20%. Además, algunos ajustaron a la pauta del 15% del gobierno, como La Plata.

En el caso del primer semestre de 2018, se establecieron incrementos salariales en General Pueyrredón (Mar del Plata) (12%), Campana (9,3%) y San Isidro (8%), y por un trimestre en Azul (6,33%), precisa la parte inicial del informe.

El relevamiento al que tuvo acceso Télam detalla las cuotas en que se implementarán los pagos según los municipios y las cláusulas de revisión tenidas en cuenta en caso de que la inflación supere los porcentajes en esos períodos.

Los 51 acuerdos paritarios firmados hasta este viernes representan el 37,7% de los municipios de la provincia de Buenos Aires, por lo que resta la convocatoria a la mesa salarial en 81 distritos.

“Con diversas características, hasta este viernes se firmaron 51 acuerdos paritarios”, confirmó García al señalar que cada uno de los 135 distritos bonaerenses tiene una discusión propia.

ROMPER CON LA PAUTA DEL GOBIERNO

“La gran mayoría de los 51 acuerdos paritarios firmados rompió el techo salarial del 15 por ciento que quiere imponer el Gobierno,” aseguró el también titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM) y miembro del consejo directivo de la CGT.

Para García, “la realidad muestra, hasta para los intendentes del oficialismo, que ese porcentaje es irreal en cualquiera de sus modalidades. Es más, nosotros no queremos hablar tanto de porcentajes sino de sinceramiento salarial.”

“Los municipales somos los trabajadores peores pagos, y no vamos a permitirlo, por eso exigimos mejores sueldos y condiciones salariales para no seguir perdiendo poder adquisitivo,” advirtió.

Según el líder de los municipales, “además, por el pago en cuotas de los aumentos, los trabajadores vamos corriendo con desventaja detrás de la inflación en la mayor parte de los casos.”

“Los reclamos salariales de nuestros sindicatos de base tienen que ver con la necesidad que crea la angustiante realidad que nos toca vivir a los argentinos con los tarifazos en los servicios públicos, a esos al que Gobierno no le pone techo,” añadió.

El seguimiento de los acuerdos paritarios en los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires se encuentra a cargo de la Secretaría de Estadísticas, Capacitación y Formación Profesional de Fesimubo.

 

 

Fuente: Mundo Gremial