El Gobierno comunicó su estrategia y el Banco Central decidió llevar la tasa de interés al 40% para fortalecer la apuesta al peso.

El repaso económico de la semana tiene que ver con los saltos en el tipo de cambio. El Gobierno tomó la decisión de comunicar la estrategia respecto al vendaval financiero que sufre la Argentina, pero que también afecta resto de los países emergentes. Se informó la decisión de acortar el déficit fiscal, pero con otras metas que se van a sobrecumplir y que representan lo que el mercado pedía.

La reacción del mercado cambiario estuvo vinculada a la decisión del Banco Central, que elevó la tasa de interés por tercera vez en una semana y la llevó al 40%. Este nivel de tasa de interés hizo más atractivo apostar al peso y convenció a muchos inversores que venían comprando dólares. Por eso el mercado cambiario estuvo más calmo, cerrando 70 centavos por debajo de la cotización del día anterior.

El dolar fluctúa en función de lo que pasa afuera, pero también con la expectativa de lo que pasa en el país. Lo que dicen los operadores cambiarios es que es necesario que persista en el tiempo una tasa de interés elevada para que no haya una volatilidad como la que se experimentó en las últimas dos semanas con los precios.

El martes habrá una reunión en el Banco Central para definir cómo seguir con las tasas de referencia. La apuesta seguramente será mantener la tasa durante un tiempo, pero ya salió la Unión Industrial Argentina a decir que si esta tasa tan elevada se mantiene, también va a tener un impacto en la actividad económica. Lo cierto es que el Banco Central hace frente a lo inmediato y verá hasta cuándo la economía podrá tolerar una tasa tan alta.

Otra medida que atañe a los bancos fue tomada hoy por el Banco Central y tiene que ver con la cantidad de activos en dólares que pueden tener: se redujo del 30 al 10% la cantidad total de activos en dólares que pueden tener las entidad financieras. Eso hizo un cimbronazo en el mercado financiero porque en la bolsa en la que cotizan estos bancos hubo una caída muy fuerte de casi el 10% de la cotización.

Para la semana que viene la apuesta también está puesta en saber si se calmará la tensión cambiara. La mayoría de los bancos del mundo hizo reportes y tomó como positiva la decisión del Banco Central. Sin embargo, el banco Credit Suisse ya advierte sobre la necesidad de persistir en este nivel de tasas y sobre la volatilidad que no va a terminar en el corto plazo.

 

 

Fuente: Todo Noticias.