“Vigilante, ¿qué me mirás así?”: la amenaza que luego derivó en la muerte del militar puntaltense.

Testimonios y cámaras de seguridad permitieron reconstruir el momento exacto en el que el puntaltense Héctor Molina Escobar, el puntaltense de 29 años que fue hallado muerto el pasado domingo 29 de abril, es perseguido y cae al vacío desde el cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia.

Por el caso se encuentra detenido Elías “Plumita” Maldonado, de 23 años, quien según los testigos, aparece como sospechoso de correr, con intenciones de robarle el teléfono celular, al integrante de la Armada.

A Maldonado, quien fue detenido ayer, le dictaron un mes de prisión preventiva y un plazo de cuatro meses para la investigación del caso. Según el relato de la fiscalía, Escobar Molina conoció a tres sujetos en el pub La Cabaña, accedió a beber con ellos en la vía pública después del cierre del local nocturno, a las 5 de la madrugada, y luego pasó por un cajero automático.

En un momento dado, cuando Molina y los tres sujetos que había conocido en el boliche estaban en el interior de un Renault Laguna, irrumpió Maldonado tomó al marino por el cuello, le dijo “vigilante, ¿qué me mirás así? y y lo amenazó con un arma de fuego.

Luego, el puntaltense se bajó del auto y corrió hasta caer al vacío. El dueño del Renault Laguna, uno de los tres testigos, corrió detrás de Maldonado tratando de convencerlo que deponga su actitud, también lo hizo un segundo sujeto, y si bien no observaron la caída de Molina, dijeron que el supuesto agresor justificó que sólo quería darle un tiro para hacerse del celular.

El acusado hizo uso de la palabra y si bien reconoció que compartió la ingesta de bebidas alcohólica con Escobar Molina y los otros tres testigos, ni siquiera hizo alusión a supuestas amenazas y a las intenciones de robo contra Molina Escobar: “el pibe se asustó y salió corriendo hacia abajo”, dijo en su declaración.

“No sé si los otros pibes le habrán dicho algo, porque ya venía asustado. Un amigo le preguntó si era policía y salió corriendo para abajo”, relató el imputado desentendiéndose de las acusaciones. “Lo fuimos a buscar porque sabíamos que estaba el barranco ahí, pero no lo vimos, no sabemos si se cayó o se tiró, llamamos a la policía, llegaron tres móviles y pensamos que habían encontrado al pibe”, sostuvo Maldonado.

 

 

(Fuentes: El Patagónico y Radio 3)