La Justicia de Gualeguaychú sentenció a Nahir Galarza a una pena de prisión perpetua por matar a Fernando Pastorizzo de dos disparos. Este mediodía y después de tres semanas de juicio, el Tribunal consideró que “los tiros fueron intencionados y dirigidos” a terminar con la vida de la víctima y tuvo en cuenta como agravante la relación de pareja.

Así, la acusada de 19 años se convirtió en la mujer más joven en recibir la pena máxima en el país. Tanto la Fiscalía como la querella no dudaron en pedir la prisión perpetua en el cierre del proceso que investigó la muerte del joven de 20 años, a pesar de la estrategia de la defensa que planteó como atenuante la supuesta violencia de género de la que era víctima Galarza.

Fuente: TN