El secretario general de los municipales nacionales y de la provincia de Buenos Aires, Rubén “Cholo” García, abandona el seno del Consejo Directivo de la CGT y se suma a un grupo de dirigentes que también lo hicieron. García es un dirigente de peso sindical ligado a Hugo Moyano y del riñón duro del camionero.

Finalmente lo confirmaron desde su seno interno y ya algunos se hicieron eco de la próxima renuncia al Consejo Directivo de la CGT. Rubén García, titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), da un paso al costado y se enfila oficialmente por fuera de la central, al armado sindical de Moyano, en el Frente Sindical.

García, el “Cholito”, como se lo conoce en Avellaneda por ser el hijo de uno de los dirigentes más importantes que tuvo el movimiento obrero y particularmente los municipales de aquel distrito, es uno de los armadores silenciosos y de mayor confianza dentro del ámbito íntimo del Moyanismo. El también secretario general de la Fesimubo (municipales bonaerenses), tiene la particularidad de haber apostado desde un inicio a favor de los Moyano y ha defendido a ultranza la figura de uno de los líderes emblemas de la CGT. De hecho, Hugo estuvo hace pocos días en un Congreso Municipal en Avellaneda.

No solo es un alfil siempre ladero del Camionero y defensor acérrimo de su gestión al frente de la Confederación General del Trabajo, sino que dentro del espectro del Frente que ayer festejó el Día de la Lealtad en la sede de SMATA, la CTM aporta un caudal significativo de trabajadores enrolados detrás de la figura de García, y automáticamente de Moyano. El gremio a nivel nacional reúne cerca de 400.000 municipales, una cifra digna de asombro.

Nota relacionada:

Dentro de los logros que posee el dirigente, se gestó la impactante lucha que llevaron adelante por la derogación de la ley noventosa 11.757, la cual impedía que los trabajadores municipales negocien convenio o tengan paritarias. A partir de 2014, de la mano del “Cholo”, el entonces diputado provincial, Hernán Doval y un conjunto de profesionales, impulsaron la derogación de la misma y la sanción de la normativa 14.656, que encuadra a los comunales de la provincia de Buenos  Aires.

Otra particularidad para destacar del avellanedense, es que por primera vez forma parte del Consejo Directivo de la CGT, y aun cuando es una silla de privilegio, a poco de asumir como directivo (siempre los municipales eran representados en la mesa chica de Azopardo por Amadeo Genta, del Sutecba) decidió ser fiel a un conductor que lo supo cobijar en diferentes momentos de la historia del movimiento obrero en la Argentina. Pero no todo es color de rosa en la relación Camionero-Municipal. La rivalidad futbolera provoca grandes divisiones en el vinculo ya que Hugo Moyano es un reconocido y fanático (y presidente) hincha de Independiente; mientras que el “Cholito”, celebra llevar en la sangre a su “Gloriosa Acade”.

Esta dimisión al CD de la CGT, se suma a la de Plaini (Canillitas), Schmid (CATT), Brey (Aeronavegantes), posiblemente Coria (Guincheros), Sánchez (Peajes) y hasta el propio Pablo Moyano (Camioneros).