Daniel Medina y Liliana Garcia expresaron su preocupación por la decisión del Gobierno Provincial -expuesta en el proyecto de presupuesto provincial- de traspasar el financiamiento de las Tarifas Sociales Eléctricas a los Municipios sin brindar recursos para su continuidad. “Actualmente cientos de familias Rosaleñas reciben la tarifa social eléctrica que es financiada con fondos Nacionales. Pero a partir de Enero esas familias pueden recibir un duro golpe en su bolsillo y queremos alertar sobre esto dado que el tiempo pasa y el Intendente no se manifiesta sobre este tema. Si Nación deja de aportar a la Tarifa Social la continuidad de este programa quedaría atada a un fuerte aumento de Tasas, los vecinos no pueden mas y queremos trabajar unidos para que no se llegue a ese escenario. Lo mismo sucede con las tarifas de transporte, ya que desde Septiembre queremos coordinar una mesa de trabajo con el Intendente para evitar un posible tarifazo para 2019 y no tenemos respuestas” dijo Daniel Medina de Bien Común.
El gobierno Nacional actualmente financia la Tarifa Social y a su vez recarga con importantes impuestos el valor final de las tarifas eléctricas, siendo el 21% de IVA el recargo mas importante. Pero eso cambia en el Presupuesto del 2019 a Nivel Federal y Provincial, la Nación no renuncia a ningún impuesto pero si deja de financiar la Tarifa Social indicando que cada Municipio deberá ver como financiarlo. “Los abuelos que cobran la mínima, los desocupados, los trabajadores en negro, todos pasarían a estar en una situacion mas complicada de lo que están. La Provincia de Buenos Aires a su vez no quiere asumir costo alguno con lo cual mientras los políticos se pelean, los vecinos quedan atrapados en eso. No queremos que en Rosales llegue Enero sin que el Municipio tome partido por sus vecinos” dijo Medina quien agregó que el ultimo Jueves el Concejo Deliberante logró el acuerdo para elevar un pedido a Maria Eugenia Vidal expresando el deseo de que la Tarifa Social Eléctrica siga vigente dado que de ser retirada las boletas de muchos vecinos podrían hasta triplicarse. “Tuvimos el acompañamiento de todos los concejales pero sigue pendiente que el Intendente condene esta medida, si no tenemos todos una voz firme y unificada contra este ajuste que impone Nación y Provincia no seremos escuchados. Bien Común busca la unidad de todos en el mismo sentido e invitamos una vez mas al Jefe Comunal para que podamos coincidir y trabajar juntos en esto, su silencio no le sirve a nadie. Debe decir si está a favor o en contra de este recorte y permitir que tiremos todos para el mismo lado”