El intendente Mariano Uset, recibió en la tarde del jueves a los representantes del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos y de la CGT local, como parte de su agenda de trabajo con las distintas instituciones gremiales.

La ocasión fue propicia para abordar los preparativos de cara a la próxima temporada de verano, donde crece considerablemente la cantidad de trabajos de reparaciones navales en Puerto Rosales y Puerto Belgrano.

Del encuentro con el jefe comunal, participaron Daniel Rampérez y Gustavo Genolet en representación del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Rodrigo Aristimuño, subgerente de Puerto Rosales, en representación de la CGT local, y Néstor Martínez, concejal y presidente de la Cámara de Talleres y Reparaciones Navales.

“Fue una reunión importante para preparar la temporada de trabajo que se viene, en una época fuerte de entrada de barcos a Puerto Rosales. Hoy hay 40 personas trabajando, pero – manteniendo los niveles del año pasado – se espera que se empleen más de 200 en los próximos meses, con distintos oficios y especialidades”, explicó Uset.

“En virtud de esto, entre las preocupaciones más significativas de los gremios, se encuentra lo que tiene que ver con el cumplimiento de las guardias que corresponden realizar al personal embarcado en Puerto Rosales, Puerto Belgrano e Ingeniero White”.

“En ese sentido, nosotros como Municipio, ratificamos nuestro compromiso con fomentar y facilitar el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo por parte de las empresas y exigir, tanto a las empresas como a los gremios a la hora de confeccionar las bolsas de trabajo, que se respete y priorice la mano de obra local”.

“Nos ofrecimos a compartir esta inquietud con las autoridades de Puerto Belgrano dado que allí hay más de 15 embarcaciones privadas en reparación, y que ayuden a que las empresas cumplan con las disposiciones vigentes dentro de la base naval, en caso que no lo estén haciendo”, agregó el intendente.

Por último, Uset también destacó como uno de los puntos más importantes de la reunión “el cuidado del muelle como recurso”.

“Es importante para todas las partes, además de preservar las fuentes de trabajo y la mano de obra local, preservar el ´recurso puerto´. Trabajos mal realizados pueden terminar con embarcaciones hundidas y es un daño muy grande al recurso, porque tener un barco hundido en el muelle significa perder el muelle por mucho tiempo”, concluyó el jefe comunal.